viernes, 22 de julio de 2016

TODAY IS "THE DAY"



Hoy es el GRAN DIA.
Hoy he terminado el tratamiento de radioterapia, y con ello... SE ACABÓ!!!
Quedan 5 años de pastillas y revisiones varias... pero ya está.
Me quedan historias por contar, pero hoy es un día muy importante para mi y y para mi equipo, y no quería dejarlo pasar sin publicar.

Y miro atrás... lo que han sido estos últimos 10 meses... y veo esto, entre otras muchas cosas.
No sé salir en las fotos sin una sonrisa... quizás en algún momento su rostro muestra más el cansancio y sufrimiento que el mío.
SIEMPRE a mi lado.



GuardarGuardar

viernes, 17 de junio de 2016

LA QUIMIOTERPIA


Comenté al crear el blog, que el orden de contenido y el propio contenido, no sabía muy bien cómo iría.
Es difícil asimilar que tienes cáncer, luego tener la ida de olla de querer compartirlo en un blog, y encima crear contenido más o menos interesante.
El mes de mayo pasó, y yo sin mi entrada mensual.
Pero yo sé que me perdonáis, más o menos me vais viendo en instagram y ya sabéis que todo va genial.

Un tema pendiente que tenía para publicar, es el de la temida quimio.
Hoy os voy a hablar de mi experiencia.

En mi caso, la quimio fué previa a la operación, ya que el tumor era grande. En estos casos, la quimio se llama quimio neoadyuvante, porque se hace primero.
Las ventajas de esta quimio, según me explico el médico, es que tienes una prueba objetiva de que la quimio realmente está funcionando. Si el tumor reduce y la quimio le está afectando, imagínate lo que hace con los micro micro micro "lo que sea" que se hayan podido escapar por ahí! Los mata!

Así que aproximadamente unas cuatro semanas después del diagnóstico, empecé la quimio. Yo quería empezar cuanto antes, pues hasta el momento solo me habían estado haciendo pruebas y pruebas, pero aún no había empezado a poner remedio a mi enfermedad.

El primer día que fuí a quimio, iba mentalizada y contenta porque empezaba a curarme.
Me vestí estupenda.
Sí sí. Con un par.
Cada día que he tenido que ir a quimio, me he arreglado como mejor he podido, me he maquillado, y he ido dispuesta a que ese veneno hiciera su mejor efecto.

Al llegar a la habitación dónde iban a administrarme la medicación....pffffff.....ahí sí hubo un bajón importante....aun y el convencimiento de que eso era lo que necesitaba.
¿Por qué? Pues porque en ese momento fué como darme cuenta que estaba enferma y que la cosa iba en serio
También tenía muchos nervios por ser algo nuevo. Porque aquí cada pasito que vas dando es algo desconocido, y te asusta. Normal.
Las enfermeras del Hospital de Día, un encanto. Me tranquilizaron, nos explicaron un montón de cosas sobre la quimio y sus posibles efectos secundarios, y empezamos la primera sesión!!

Y digo empezamos, en plural, porque mi marido ha estado ahí conmigo en cada una de ellas. Hemos visto pelis, series, dormido, hablado... e incluso por simpatía creo que a veces incluso ha tenido él efectos secundarios.



Finalizada la primera sesión, me recomendaron ponerme un PICC, un catéter externo conectado al sistema venoso central, para poder administrar la quimio sin problemas y no machacar mis finas venas. Esto del PICC os lo explico en otra entrada.

Así que un par de días antes de la segunda sesión de quimio, otra vez nervios mil para poner el PICC, pero superando pruebas y orgullosa de mi misma.

Con el PICC la quimio estubo chupada. 
Ya no me tenían que pinchar, porque todo iba a través de ese aparatito.
Recomendable al 100%.

El tratamiento de quimioterapia se ha dividido en dos partes, una primera medicación combinada conocida como AC y que se administra en 4 ciclos cada 3 semanas, y la segunda medicación Taxol, que estaba prevista en 12 sesiones semanales.

Cada tipo de quimio, tiene sus efectos secundarios propios.

Con AC, los efectos con que yo me encontré fueron:
- Caída del cabello y pelo corporal
- Náuseas y malestar general dos o tres días después de la administración
- Llagas en la boca
- Bajada de defensas

Con Taxol, los más destacables:
- Agotamiento
- Dolor articular y muscular
- Adormecimiento de los dedos de las manos y pies


En los casi seis meses que duró el tratamiento de quimioterapia, vi visiblemente reducida mi vida social.... ya que para evitar contagios indeseados:
- Nada de aglomeraciones (sitios con gente, cines...)
- Nada de llevar o recoger a los niños al cole
- Nada de pasar frío
- Nada de reuniones familiares ni de amigos si hay alguno con virus
- Nada de contacto con gente enferma
- Nada de visitas al hospital a no ser que fuera para mi

Y aún y así acabé unas cuantas veces en urgencias, dos de ellas con bajada de defensas que requirieron ingreso e inyecciones para subir defensas.

Después de la séptima dosis de Taxol, a los dos días empecé con fiebre.... y otra vez ingreso de tres días. Me mandaron a casa, y a los dos días otra vez fiebre, llegando a 39,1 lo que me supuso un nuevo ingreso, y esta vez, eteeeernoooo porque la fiebre no se iba y estuve ingresada 10 días.
Fué duro, aunque los médicos estaban tranquilos, yo no. No veía el final a eso.
Me hicieron pruebas mil, de sangre, de orina, TAC, radiografías.... y todo salió bien.  Incluso me retiraron el PICC no fuera que mi cuerpo estuviera haciendo un rechazo hacia él o empezara una infección en esa zona.
Todo salió negativo.
La fiebre remitió.
Y me fuí a casita!!!
Fiebre de origen desconocido.

Después de este susto, me pararon la quimio y avanzaron la operación.
El objetivo final de todo el proceso era la operación, así que no valía la pena poner en riesgo mi salud y la operación en sí, con una nueva dosis de quimio que pudiera mandarme dos semanas más al hospital.
Como ya habíamos visto en los diferentes controles que el tumor estaba remitiendo de forma excelente, ya se había demostrado que la quimio que me administraban era la correcta.
Por lo tanto, en caso necesario, después de la operación podían acabar de darme las sesiones pendientes.

Y os voy a decir una cosa.... no ha hecho falta más quimio!!!!!
El tumor había desaparecido al 100%!!!


Si te van a dar quimio debes saber que...

- Estar asustado/a es normal.
- Llorar es normal.
- Los procedimientos médicos "nuevos" no gustan, y eso también es normal.
- Aún y todo lo expuesto en los puntos anteriores... ten muy claro que el veneno que nos administran es para bien.
- Los efectos secundarios de la quimio son diferentes para cada medicación. Y aún y administrarte la misma medicación que a alguien que conozcas, los efectos secundarios van a ser distintos o con diferente intensidad, pues cada cuerpo lo acepta de forma diferente.
- No asistas solo/a a tus días de quimio, por más súper bien que lo lleves. Mucho mejor compartirlo con alguien que lo haga más llevadero y pueda echarte un cable si no te encontraras bien.
- Déjate mimar y cuidar.
- Si en el hospital coincides con alguna otra persona que está pasando por lo mismo que tu, dedícale una sonrisa y un "hola", se agradece mogollón.
- Sigue las instrucciones que te den tus enfermeras y médicos. Infórmales de todo lo que tomes cuando te pregunten. Hay algunos complementos o medicaciones que podrían interferir de forma negativa en tu quimio.
- Y sobretodo, TU ERES TU PRIORIDAD. La quimio dura unos meses, y después ya recuperarás poco a poco tu normalidad. Por lo tanto, si no se puede ir a una comida, no se va. Si no se puede ir a una reunión, no se va. Y así con todo. Nadie se va a enfadar. Y si lo hacen, tendrán dos faenas, enfadarse y desenfadarse. Lo más importante es que te pongas bueno/a, y para eso debes estar en el número 1 de tu propia lista de prioridades.


En este momento ya hace tres meses que terminé la quimio, dos meses que me operaron, y he empezado las primeras sesiones de radioterapia y el tratamiento hormonal.
Me quedan muchas cosas por explicaros, poco a poco.

Un beso a todos.
Compartir todo esto, lo está haciendo mucho más llevadero.


jueves, 28 de abril de 2016

LA OPERACIÓN. OTRO PASITO HECHO (¡¡o un gran salto!!)


Me propuse al menos escribir una entrada al mes.
Estamos ya a finales de abril... y casi no llego!
Y es que finales de marzo y este mes de abril... ha sido pelín liado.

Aun tengo pendiente escribir sobre el tema de la quimio, mi experiencia. Pero es que resulta que se acabó antes de hora y ya me han operado y todo!! Esto es rápido rápido!!

Pillé un virus que me dejó todo lo KO que no me había dejado la quimio... y después de mi última sesión tuve dos ingresos seguidos de 3 y 10 días... con fiebre.
Y no se iba! Pruebas mil... y finalmente remitió y me pude ir a casita con los míos. No le veía yo el final a eso, fué durillo.

Mi oncólogo decidió que mejor parar la quimio y saltar directos al siguiente paso, la operación. Pues al fin y al cabo era el objetivo importante, y no valía la pena retrasarlo con nuevos sustos.

Así que quimio acabada y operación a la vista, pasamos a las pruebas para operar.
La resonancia con muy buenas noticias y el resto de pruebas también OK, así que contenta pero con nervios mil, preparamos todo para el gran día.

La previa fué como una especie de "síndrome del nido" que tienen las embarazadas... porque me dio por limpiar y ordenar lo que no está escrito.... Te-la-ma-ri-ne-ra.... agotada me quedé jajajaja
Y eso que mi casa... ordenada ordenada... nunca está, somos muchos.

Así que preparamos maletas, camisones abiertos, calcetines bonitos... y una cajita con todos los tesoros que he ido recibiendo estos meses que fueron mi amuleto: piedras, collares, angelitos, mini-cuadros... me lo llevé todo!!!

Aprovechamos el mediodía del día antes para ir a comer los dos solitos en plan romántico, que eso ya cura la mitad de las penas.

Y llegó EL DÍA.
Así en mayúsculas... porque fué una operación de 3 horitas...y para mi la verdad es que todo y llevarlo bastante bien, con mis altos y bajos, era una gran montaña a superar.

Fué todo muy bien.
Los médicos muy contentos.
Y NOSOTROS, también.

Hablo en plural, porque esta enfermedad es un deporte DE EQUIPO, así que mi equipo es un EQUIPAZO!!!


Hay mucha más gente a mi alrededor, no quisiera dejarme a nadie ni voy a poner fotos de todos.

Família, amigos y amigas, médicos, enfermeras, personal sanitario vario... un montón de gente que está haciendo que este duro camino esté siendo mucho más fácil.
Gracias a todos!!!

Poco a poco voy recuperando la "normalidad", así entre comillas, porque todo esto tiene efectos secundarios que tardan en marcharse.
Y no me refiero al tema del pelo, que por cierto ya tengo casi melena... jajajaja
Sino a no poder levantar el brazo, cansarme mucho...
Lo del brazo es lo que peor llevo, por el hecho que me tuvieran que quitar los ganglios linfáticos...
Tardé dos semanas en poder ducharme o vestirme sola... suerte de mi madre que aquí la tuve dos semanas de "super personal assistant"!!!
El brazo derecho no lo puedo estirar del todo y en casa ya me han dicho que parezco un tiranosaurio Rex por ir con los bracitos encogidos... jajajaja que malos son...
Pero sí... que lejos quedan los vasos, los platos, los jerséis, el teléfono....
Y que difícil es vestirse!

La recuperación es durilla.
Pero con una sonrisa, todo se lleva mejor. Así que nunca olvides la tuya!!

viernes, 4 de marzo de 2016

Del miedo a la resiliencia


Compartir todo este proceso con estas dos mujeres, es lo más.
Mi madre, por la experiencia de todo lo vivido en todo esto hace ya muchos años, el hecho de haber salido de ello en dos ocasiones, y estar aquí tan pancha y haber llevado siempre una vida súper normal, es un gran ejemplo y una gran inspiración.
Mi hermana, por llevarme un mes de ventaja en todo el proceso del cáncer, lo que es en realidad una putada (ya dije que aquí se admiten tacos), pero para nosotras, si teníamos que pasar igualmente por esto, ha sido bueno. De esta forma nos hemos apoyado muchísimo.

Me sorprendo a veces pensando en cosas que os estoy explicando, las "redacto" mentalmente como si hablara con vosotros. La pega es que suele ser en un momento en el que no tengo dónde anotarlo normalmente a media noche desvelada. Será cuestión de dejarme una libreta y un boli cerca, para que no se me olvide nada!

Hace días que tenía ganas de publicar una entrada sobre el tema del paso del miedo a la aceptación.
Porque a mi me habéis "visto" siempre muy positiva, pero eso requiere su tiempo, y un trabajo interno importante.
Creo que es bueno contarlo, porque no quiero que nadie se piense que no me tomo las cosas en serio o que soy más feliz que una perdiz.
No no no.
Soy humana, no una piedra.
Y por más sonrisa que le ponga a la vida,  la procesión también ha ido por dentro.

A raiz del día 19 de octubre, leí muy sorprendida varias opiniones en artículos y publicaciones, en las que se habla sobre el positivismo en un enfermo de cáncer. Y se critica.
Me quedé bastante sorprendida, porque yo estaba en la fase de aceptar todo esto y yo quería ser positiva, y en cambio se criticaba el hecho de obligarnos nosotros mismo o la sociedad a estarlo.

Mirad, yo soy de la opinión que cada uno tiene "sus mierdas".
El que no tiene un ajo tiene una cebolla (esto se en catalán se dice mucho... no sé si tiene traducción, es una frase hecha).

Voy a hablar sobre mi caso, porque es del único que puedo hablar con conocimiento de causa.
Una vez te encuentras un bulto en el pecho, tienes miedo. Miedo de que eso realmente sea lo que puede llegar a ser.
Haces el paso. Vas al médico. Vas cagada porque eres consciente de todo lo que hay, y más aún cuando en casa tu madre lo ha pasado, y tu hermana tiene el diagnóstico desde hace un mes.

Está internet... sí... yo soy de las que mira... y se informa en webs. Fiables claro.
Están AECC y BREASTCANCER, que tienen buena información.
Así que te se submerges en un mundo monotema total.

Cuando te dan el diagnóstico, lo primero que tienes es un ataque de pánico tremendo. Eso no es miedo... es muchísimo más.
Porque aunque el médico te diga que te vas a curar, eres consciente (o almenos yo), que faltan muchas pruebas para tener el diagnóstico certero que eso no se ha ido a ningún sitio más.
Pruebas que son nuevas, que no conoces, que muchas van asociadas a máquinas que no te gustan o que da medio ataque de ansiedad solo de pensar que te van a meter ahí.
Cada prueba tiene sus días de espera de resultados, que son lo peooooorrrr...., y además como varias vienen con contraste, no se hacen todas a la vez. Así que el proceso tarda más días de los deseados.
Durante esos días, se pasa mal. Muy mal.
Muchas tilas dobles y algún Válium me costaron esos días. Porque lo que no puedes hacer es hundirte, tienes que mirar adelante y lo más alto y mejor que puedas.

Piensas también en la familia, con lo bien que estábamos y ahora esto!
Tienes preguntas, y no hallas respuesta.
La mente humana siempre busca explicaciones a las cosas.
Tengo cuatro hijos y un marido que no merecen pasar por esto.
Y yo, TAMPOCO!!

Luego vienen los resultados, y si todos están bien de momento, como es mi caso, entonces te relajas.
Pasas a empezar a aceptar que estás enfermo de cáncer, y a creerte de verdad el "pero se cura" que te repites como un mantra todo el día.

Aún y así, la cabecita da muchas vueltas.
El médico o quién quieras ya puede decir lo que sea para tranquilizarte, que tu estás siempre dentro de tu cabeza.
Me he enfadado, sí. Incluso al principio conmigo misma, por no haberlo encontrado antes. Aunque varios médicos me han dicho que era imposible.
He llorado, sí. Por muchas cosas diferentes:
- Miedo a tener cáncer.
- La resonancia.
- La gamagrafia osea.
- Mi primera operación, la del ganglio centinela.
- La primera sesión de químio. Menudo hartón de llorar cuando llegué a esa habitación. Era como decir "ei, esto va en serio".
- Al poner a los peques a domir, por sentirme mal porque tengan que pasar por esto
- ...

PERO YA ESTÁ.
LO ACEPTÉ.
PASÉ DEL MIEDO A LA RESILIENCIA.
(Lo pongo en pasado porque ya hace mucho de esta aceptación... pero la entrada no la publico hasta hoy).

Como? Pues no os sabría decir exactamente.
Es un proceso, como una especie de duelo o algo así.
Poco a poco lo vas aceptando y al final lo integras en tu vida.

Encontré esta definición de resiliencia que me gustó:
Resiliencia: Es la capacidad de hacer frente a las adversidades de la vida, transformar el dolor en fuerza motora para superarse y salir fortalecido de ellas. Una persona resiliente comprende que es el arquitecto de su propia alegría y su propio destino.

Yo no me siento enferma.
Cada día me levanto a las 7am, preparo desayunos y bocatas para mis niños, desayuno, me ducho, me maquillo y me visto tal cual tuviera yo una agenda súuuuuper apretada.
Y hay días que apenas salgo de casa! Pero da igual! Yo me veo fenomenal y mi família también.
A mi eso me funciona y me va bien.
Y es una cosa útil ante esta o cualquier otra dolencia o enfermedad, que ya he dicho que cada uno tiene lo suyo.

El médico dijo que el proceso dura 1 año. Sí... lo sé... y luego mil controles en los siguientes... pero poco a poco.
Así que ahora, que ya lo veo con casi 6 meses de perspectiva... porque sí... ha pasado medio año desde la primera mamografía... puedo decir que sí, que se puede superar esa fase de "yo no puedo con esto".

Podéis leer este post interesante relacionado con las emociones:
- Blog de Sílvia Foz - Asesora de imagen - Especialista en Oncoimagen
"Reacciones emocionales ante el cáncer"


viernes, 5 de febrero de 2016

Los lacitos de Noa y sus acciones anti-cáncer

Os hablé en otra entrada, del lacito que se puso Sol en su maillot de individuales de este año en su competición de gimnástica rítmica.

Hoy os hablaré de los lacitos de Noa y de sus acciones anti-cancer y de sensibilización que ha realizado con sus 11 años.

GRÀCIES PRINCESA!!!

1- Reflexiones en clase:
Ya os comenté que me habían hecho una primera operación para sacar lo que llaman "ganlio centinela", que normalmente se saca para analizar con la propia intervención dónde sacan el tumor, pero que en mi caso como hago la quimio previa, pues lo hacen antes para que se puedan ver bien los resultados antes de la aplicación de cualquier otra acción medicamentosa.
Pues bien, en el cole de Noa hacen unos minutos de reflexión cada mañana, que prepara cada día un niño o niña distinto.
Ella se pidió justo ese día expresamente.
Preparó una presentación en power-point para explicar qué era el Cáncer de Mama a sus compañeros,  explicó lo que a mi me pasaba, y les pidió a sus compañeros que escribieran un mensaje para mi en un papel tamaño cuartilla que luego encuadernó con unas anillas y me entregó al día siguiente cuando llegué a casa.
Fué de lo más emotivo.
No os podéis ni imaginar los preciosos y potentes mensajes que me han escrito sus compañeros.
Alucinante.

Esta es la foto de la portada y del mensaje de presentación que ella preparó:



Cuando ya estuve recuperada, quise devolverles con un gesto esto que me habían preparado entre todos, así que les fuí a comprar una piruleta de corazón y les puse una etiqueta con un "muchas gracias", y Noa se encargó de hacérselo llegar:




2- Sesión de relajación:
Me regaló también una sesión de masaje podal que me hizo ella misma el día antes de mi primera quimio, para que fuera bien relajada y preparada.
Como veis, masaje con bolitas de colores, luces y burbujas!!! Un placer!!



3- Presentaciones en público:
En uno de los proyectos que han preparado este año, hablaban sobre el tema del embarazo.
Prepararon pósters, figuras de barro, y una presentación en plan "americano" para que los padres pudiéramos ir a escuchar todos los proyectos en clase.
Preparó su póster con fotos de las dos juntas, y una pelona! Me quedé a cuadros cuando lo ví... jajaja pero me gustó que tuviera la iniciativa de hacerlo, y de compartirlo con todos. Bien Noa!
Y en las figuritas de barro que preparó, una era un cuerpo de mujer embarazada, con lacito!
Os dejo unas fotos que me hizo llegar una mami, ya que yo no pude asistir:




4- Acciones de concienciación:
Y como colofón final (de momento, esta chica promete), ayer que era el Día Mundial Contra el Cáncer, todos los niños de su clase se recogieron el pelo y se pusieron un gorro. Y así fueron!!
Me parece increíble.
Gracias Noa. Gracias compañeros. Gracias profesores!!!




Mis niños lo llevan bien.
Son fuertes, comprometidos y generosos.
Me gusta ver que comparten todas estas cosas, porque realmente les ayuda a ellos a exteriorizar lo que sienten, y pueden ayudar a otros niños y niñas que estén pasando por una situación similar o pasen por esto en un futuro.

Porque ayer explicaban en la tele, que 1 de cada 3 hombres y 1 de cada 4 mujeres, pasará en su vida por un cáncer. 
Las estadísticas dan miedo.
Pero como más conscienciados estemos, la detección precoz será mejor y con ello el tratamiento de la enfermedad.

Yo insisto.
Ante cualquier duda sobre tu salud, consulta a tu médico de confianza.

domingo, 24 de enero de 2016

Be strong


Tengo algunas entradas para el blog medio preparadas sobre algunos temas que pienso pueden ser de interés, o simplemente algunas reflexiones en voz alta.
Como soy un poco perfeccionista y me gusta que lo que publico tenga algún tipo de sentido, me cuesta acabar de pulir las entradas y darles a publicar. Pero tranquilos, que estos días les doy un repaso y me pongo a ello.
Bueno, tema a parte que el tema escribir... a mi me cuesta un poquitín.

Hoy de momento os dejo con esta foto "Be Strong", pues ayer sábado mi hija mayor tenía competición de rítmica. Otra de las actividades que esta vez me he perdido.
Y es que parece que mi mundo a veces se haya parado y la vida del resto siga volando a una velocidad vertiginosa.
Pero yo sé, y mis niños saben, que es un parón temporal, solo para asegurarnos que la recuperación será los más rápida posible, y no haya interferencias por culpa de las dichosas bajadas de defensas.

Mis hijas compiten en modalidad de gimnástica rítmica.
Y ayer mi hija mayor tenía competición de individuales.
Ella misma se diseñó el maillot, y es que tiene una gracia estupenda para ello.
Una vez diseñado, la modista se lo ha hecho a medida, y luego ella en casa le ha pegado todos los brillantitos que lleva.
Y además, como sorpresa final, el día antes de la competición por la noche, me vino con el maillot puesto y este lacito rosa para mi y para mi hermana.
Un lacito rosa lleno de fuerza!!!
Estos pequeños detalles son lo que marcan la diferencia.
Eres increíble, tienes el primer puesto en el podio de la vida.


GRACIES PRINCESA!!!



Por cierto!
Os cuento!
Ya he pasado la primera fase del tratamiento de quimio, hemos hecho eco de control y todo ha ido muy bien.
Ahora he empezado ya la segunda fase de la quimio. Con esta medicación ya no se cae el pelo... pero tampoco lo deja crecer... así que pelona unas semanas más. Pero empieza a salir un poquito de pelusilla al estilo bebé!

jueves, 31 de diciembre de 2015

BYE-BYE 2015!!



Me gusta repasar las imágenes del año que cerramos, y hacer balance.

2015 ha sido un buen año, tengo cantidad de imágenes que así lo demuestran: momentos divertidos, días al sol, sesiones familiares, diversión a tope con los niños, viajes en familia, nos hemos reído, nos hemos disfrazado, y también he cumplido los 40 !!

Y aunque en el tercer trimestre nos ha dado el susto de nuestra vida... no puedo valorar solo todo lo vivido centrándome en estos últimos tres meses, aunque de estos últimos me quedo con: el gran apoyo recibido de los míos, de la gente que me quiere y de mi familia 2.0, el hecho de descubrir que somos más valientes de lo que creemos, y con el amor incondicional y gran apoyo de mi marido.

Así que SÍ, 2015 ha sido guay!
Y sí, 2015 será recordado por un diagnóstico que preferiría no haber recibido.

BESOS Y A POR UN 2016 LLENO DE MAGIA, SALUD Y MOMENTOS FELICES !!!